El pasado 27 de junio la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados dio luz verde a Legalizar el Uso del Cannabis Medicinal, trasladando a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) que elabore las recomendaciones y guías necesarias.

Para los pacientes con dolor crónico esto ha supuesto un paso histórico. España, junto a Bélgica era el único país europeo sin regulación sobre este tema.

Sin embargo, la regulación tan esperada del cannabis medicinal, fruto de tantos prejuicios y estereotipos, ha originado muchas controversias, dudas y desconfianzas. Aclaramos los aspectos que nos parecen más relevantes:

  • ¿Por qué ha generado confusión? por desconocimiento, el cannabis terapéutico no consiste en fumarse un porro, usa las propiedades beneficiosas del CBD y no el THC, que posee efectos psicoactivos.
  •  
  • ¿Por qué se dispensará bajo prescripción médica? para garantizar un uso adecuado y el control de calidad del CBD terapéutico y evitar el mercado negro, donde se vende cannabis sin ningún tipo de control clínico y suele tener, entre muchas otras, bacterias como E-coli (fecales).
  •  
  • ¿Por qué es bueno el CBD para la salud? porque, entre muchos beneficios, es analgésico, antiinflamatorio, neuroprotector, anticonvulsivante, antioxidante, anti-náusea y antiemético, antitumoral, ansiolítico, antipsicótico, reductor de la apetencia por heroína, cocaína y alcohol e inmuno-modulador.

Paciente, médico y farmacéutico, exponen sus puntos de vista sobre la regulación del uso terapéutico de la sustancia.